Quitando lastre #11: Su propio espacio

Es importante sentirse a gusto con la forma en la que tienes tus muñecas, en su espacio físico en tu vida… a mí me gustaría tener una habitación de sobra, un estudio en el que poder tenerlas. Hace tiempo que quiero dejar de tener estudio, dormitorio, lugar para grabar y para las muñecas todo en uno y si en mi propia casa puedo evitarlo lo haré (aunque no lo sé, porque ni siquiera sé si estaré en España en unos meses y si mis muñecas se vendrán conmigo, probablemente no).

Ya escribí en esta entrada sobre mi vitrina favorita de ikea, tendría todo lo de esa línea en realidad, la cómoda de seis cajones también es de esa línea, la estrecha alta, aunque creo que con los seis cajones (al final son tres solo, no sé por qué pensaba que había dos más) ya voy más que sobrada.

Otra cosa que me gusta de ella es que los estantes son de madera, o sea es una librería más que una vitrina porque me suena que alguna de las versiones si tiene los estantes de cristal y odio poner resina sobre cristal. El ruido que hace me pone de los nervios… no me gusta poner nada sobre cristal, no me gustan las vitrinas por eso, pero es que con las muñecas parece que el cristal va a romperse solo del peso.

Así que lo tengo claro, lo único que me falta es el espacio en el que poder meterlas… no es tan difícil ¿no?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: