Quitando lastre #5: El que dirán

Me ha costado muchísimo hacer este vídeo, era una de las primeras cosas de las que quería hablar en este reto del mes y hasta llegué a subir uno como vídeo para marzo pero luego me arrepentí, lo borré y grabé una cosa diferente. Así que lo he vuelto a grabar para este mes, porque ya no me siento identificada con lo que dije en el vídeo de marzo, entre otras cosas porque lo grabé el 2 de marzo y el 2 de marzo yo todavía no sabía que tomaría la decisión de cerrar el foro menos de un mes después, y muchos de mis comentarios se basaban en BBS Dreams.

Aunque sigo sin entender como esto se ha convertido en lo que se ha convertido porque no sé que derecho le da a nadie juzgar a otra persona por tener el hobby que tiene. Entiendo que haya críticas hacia las casas o las tiendas porque a fin de cuentas es algo por lo que estamos pagando y tenemos derecho a exigir que hagan bien su trabajo (aunque en DoA haya mucha gente que cree que no, que tenemos que ponernos a sus pies). Pero yo siempre he pensado que como consumidora tengo derecho a exigir que hagan las cosas bien, me da igual que sean muñecas, cámaras, musicales o cualquier otra cosa… pero especialmente con cosas caras como estas.

Pero lo de criticar por criticar a gente a la que ni siquiera conoces eso no lo entiendo y no solo por lo que a mí me toca, también me resulta incómodo encontrar este tipo de cosas en facebook y sitios así y suelo terminar quitando a las personas de mi lista de contactos.

Hay una pregunta en los temas del foro que es “¿Te has sentido discriminada por tener las muñecas que tienes?” o algo así, y creo que esto pasa tengas las muñecas que tengas. A mí me pasa con mis muñecas, porque se extendió la creencia de que los que tenemos muñecas de Volks somos todos unos elitistas y nadie los quería, en cambio ahora los piratas de Volks se extienden como setas ¿pero no era una marca que hacía unos muñecos tan feos y todos éramos unos elitistas?

También me ha pasado cuando determinada marca no me gusta y sus dueños se sienten ofendidos, hay marcas que no me gustan igual que le pasa a todo el mundo… si tanto te va a importar la opinión de otra persona o grupos de personas a la hora de comprar una muñeca lo mejor que harías sería no comprarla. Si yo tuviera que hacer caso de todos los que odian a Volks no tendría ni la mitad de las muñecas que tengo y a lo mejor hubiera vendido al resto para cambiar por otra marca que estuviera más aceptada socialmente pero que probablemente a mí no me gustaría ni la mitad.

Así que al final si prestas atención a todo esto acabas por no hacer lo que quieres hacer, no tener las muñecas que quieres tener y tratando solo de conseguir la aceptación de esos grupitos en los que ni siquiera te apetece ser aceptado ¿no os parece una tontería? Para mí se acabó, ellos no van a seguir condicionando mi forma de vivir el hobby.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *