Quitando lastre #3: Gastar, gastar, ¡gastar!

Una de las cosas que más me impide disfrutar del hobby es esa idea de que tienes que estar a todas horas enseñando cosas nuevas y es una idea bastante extendida, estoy segura de que no es algo que me pase solo a mí.

Cuando empecé en este hobby trabajaba en un telepizza y me costaba comprar porque cobraba 200€ al mes o algo así, pero no estuve mucho tiempo en ese trabajo. Aunque encadené con un par de fast food más y en uno de ellos si se cobraba bastante bien. Y gasté mucho dinero a lo tonto comprando muñecas, por esa idea mía de “primero compro las muñecas y ya las completaré”. Nunca las completé… y muchas de ellas terminaron en venta.

También compré muñecas a precios increíblemente caros, por ejemplo Hewitt por más de 700€ cuando su precio en tienda era entonces de unos 450 o así (el yen estaba más bajo que ahora). Pero era el precio que había que pagar si querías un limitado y no habías podido comprarlo directamente en la tienda. Este en concreto se me escapó del after event, porque si tenía el dinero cuando salió pero supongo que era de esos after event de las cinco de la mañana. Me quedé y se me escapó, así que corrí a las subastas del after event que siempre son más baratas que las posteriores.

Claro entonces no me importaba, yo quería la muñeca y la quería al precio que fuese. Con algunos coincidió además que había ahorrado para cosas que finalmente no pude hacer y decidí invertir todo el dinero en muñecas.

Ahora creo que lo haría de forma diferente, que en lugar de comprar tantas muñecas a lo tonto dedicaría ese dinero a terminarlas, a tener más ropa y complementos… pero bueno, ya no hay vuelta atrás y tampoco vendería a las muñecas que tengo.

Lo que tengo que hacer ahora es priorizar, dar preferencia a las que más lo necesiten o a las que me resulte más fácil acabar y dejar de lado el resto hasta que piense que ya están más o menos terminadas. Por ejemplo a las minis les queda mucho camino por delante, pero no tendría sentido que me dedicase a terminar a las minis cuando van a ser unas muñecas que van a estar de adorno.

Que tampoco les queda tanto porque Hermione se va a quedar con ese pelo y esa es una de las cosas difíciles, pero si les hacen falta ojos de cristal a ambas, una peluca decente para Yume, maquillajes y un vestido bonito para cada una. Luego pensar que hacer con Harry…

Creo que es cuestión de paciencia y de organización, nunca sé si empezar por un muñeco en concreto o por un complemento. Porque si ahora quiero cambiar mis ojos de resina por cristal a lo mejor sería buena idea tratar de conseguir los ojos de todos y ya poder olvidarme, por suerte mis muñecas solo tienen un par de ojos aunque a veces me cueste más que otras encontrar el definitivo.

Con los zapatos igual, me gustaría tener más zapatos pero creo que lo principal es que todas tengan por lo menos un par decente, lo demás ya será completar el armario. En cuanto pueda voy a pedir otra vez a rrabit para tener aquí los zapatos de Iori y, aunque me gustan mucho de los pares y tendría un montón, esos van a tener que esperar hasta que los tenga a todos más o menos decentes.

Ropa… ese es el tema más complicado, la ropa es cara, igual que todo y yo soy difícil de contentar además. Necesito que la ropa parezca de verdad y no sé donde buscarla, así que me complico bastante la vida.

Por no empezar a hablar de maquillajes, debería mandar a remaquillar a la mayoría, hasta a las MSD. O eso o comprar pintura para el aerógrafo, pinceles nuevos y echarle horas hasta volver a a pintar más o menos decente, pero ahora mismo no tengo claro de los materiales españoles que me servirían para pintar a mis muñecas.

En fin, que el no poder gastar todo lo que quieres en muñecas es un tema difícil, sobre todo si no cambias ese chip de “si no se compra a todas horas no hay nada que enseñar”. Al menos he conseguido no escribir nada sobre cuerpos en la entrada, o eso creo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *